domingo, 10 de diciembre de 2017

Email del 10 de diciembre 2017

Marc Chagall. God creates man (1931)

Estoy escribiendo un relato corto titulado "Amarteración, queratoacantoma, somatología y panecillos topochos" que trata sobre los misterios y las evidencias morales o intuitivas de las masas no fermentadas hojaldradas y que está repleto de poder, lujuria, venganza, mentiras y pasiones desenfrenadas. De momento es tan corto que ni siquiera se podría calificar como narración breve, ya que solo he escrito una palabra compuesta de tres vocales y dos consonantes. No voy a desvelar de qué palabra se trata para evitar plagios, pero puedo adelantar sin duda alguna que este cuento será considerado mi obra maestra absoluta. Nunca, en la historia de la literatura universal, nadie se atrevió a escribir un relato cuyo título es más largo que la propia narración, y lo que es más importante, que con sólo un vocablo consigue reflejar la complejidad de los sentimientos, de la época y de unos personajes desesperados y al borde del colapso físico, emocional e intelectual.

Tego varios conocidos provenientes del mundillo erudito que amablemente se han ofrecido a prologar el texto, pero hasta ahora los he rechazado a todos porque sus rostros son desagradablemente asimétricos. No me interesa la gente fea o antiestética, aunque conservo amistades a las que sería verdaderamente difícil distinguir de un salmorejo poco majado. Si todavía no las he borrado de mi extensísimo círculo de amistades es porque mi mamá no quiere. Y yo detesto encrespar a mi progenitora, mentora y consejera al mismo tiempo. Me encanta cuando me grita "¡Eh, tú, catecúmeno babieco, ven aquí ahora mismo!".

Pero creo que me estoy alejando del punto inicial de mi disquisición, que no es otro que la exaltación de mis valores, de mi ingenio y de mi grandeza existencial. Lamentablemente, no puedo continuar en estos momentos, pues un fuerte ataque del síndrome diarreico agudo que padezco desde hace décadas me obliga a dirigirme con paso veloz al escusado. Volveré pronto. Supongo.