lunes, 9 de mayo de 2016

Email del 9 de mayo 2016

Eileen Agar. The autobiography of an embryo (1933)

Bartolo Martinez definía a grandes rasgos sus creaciones como "un montón de embustes manufacturados para gente obtusa y obsoleta". De manera más sarcástica, consideraba "la idea es escribir una serie de mierdas que puedan ser comprendidas por el 99% de la gente de la calle, esa que no es capaz de mantener una conversación sin bostezar o rascarse el trasero". Desde 1951, fecha de su fallecimiento, hasta el día de hoy, no ha habido un año en que no se haya celebrado una retrospectiva de su obra en cualquier capital importante del mundo, exceptuando los continentes europeo, americano, africano, asiático y oceánico. Incluso eminencias como Albert Einstein, Carl Gustav Jung, Max Born, André Gide y Cantinflas se refirieron a él como uno de los más grandes autores de la Historia.

Bartolo Martinez fue un hombre del renacimiento. Escritor, pintor, escultor, director de cine, matemático y fontanero. Sus padres, Vladímir Martinez y Mei Ling Shuang se refugiaron en la península ibérica nada más acabar la primera guerra mundial y alquilaron un kiosko en el barrio valenciano de Ruzafa. Como el negocio marchaba bastante mal y los únicos beneficios se los gastaba Vlad en prostitutas tísicas, Mei Ling decidió marcharse a vivir al barrio madrileño de Vallecas sin sospechar que estaba embarazada. El día 14 de enero de 1923 nace Bartolo en una churrería. Su madre pensó que tenía flatos e intento dejar escapar el aire, pero la ventosidad resultó ser un hijo.

Bartolo creció fuerte y sano gracias a los cuidados de su madre y cuando cumplió los 20 ya era un tipo fuerte y apolíneo. A partir de esta fecha no tenemos suficientes datos como para completar una semblanza, aunque sabemos que se casó a los 23, se divorció a los 24, volvió a casarse a los 25, se divorció nuevamente a los 26, le operaron de una hernia discal a los 27 y murió a los 28. Durante todos esos años escribió siete grandes obras que hoy son consideradas monumentos literarios y arregló catorce grifos y dos letrinas. Fereshteh Aghdashloo, su biógrafo oficial, mantiene que los personajes de cada uno de sus libros experimentan una metamorfosis en la página 367 de cada libro, lo que según él otorga esa "belleza intensa y frágil a cada sustantivo, verbo, preposición, pronombre, adjetivo, adverbio, conjunción e interjección, aunque abusa de las comas, no evita anacolutos, silepsis y solecismos y sus discordancias entre los sujetos y predicados a veces sumen al crítico feróz en un mar de nervios."

BIBLIOGRAFÍA.

Narrativa escrita en castellano:

Una pera en mi bolsillo (1943)
Una manzana en tu bolsillo (1943)
Una pera y una manzana en nuestros bolsillos (1946)
El agujero de mi bolsillo (1948)

Narrativa escrita en chino:

皮瓣的口袋里 (Bolsillo con solapa) (1944)
无瓣口袋 (Bolsillo sin solapa) (1945)

Narrativa escrita en ruso:

Карманы, трубопроводов и моя мать в середине (Bolsillos, tuberías y mi madre en medio) (1951)