sábado, 5 de marzo de 2016

Email del 5 de marzo 2016

Pyotr Konchalovsky. Spanish woman (1910)

Hola:


Por favor, mira la foto adjunta. La de la izquierda es Rita B, cuando era menos enorme-deforme que ahora. El del centro soy yo, cuando todavía era guapo. Desconozco quién es el tipo con aspecto de florero de la derecha, pero por su cara supongo que estará relacionado con ésta (la derecha, aunque también con Rita B). La imagen fue tomada por un amigo que se escondió tras un bargueño destartalado para inmortalizar lo que él creyó que era un milagro, es decir, yo, cuando todavía era guapo, charlando amigablemente con Rita B, cuando era menos enorme-deforme, y con un tipo con aspecto de florero. Ignoro cuál es la razón que me impulsa a enviarte una imagen repleta de pasado, de enormidad y deformidad, de guapura concluida, de búcaros, jarrones o floreros, de derechas intransigentes y amigos escondidos, parapetados, esperando el instante preciso para poder herir la altivez de Rita B-cuando era menos enorme-deforme-, el embelesamiento oneroso de mi Yo, cuando todavía era guapo, y la indiferencia hiperrefléxica del tipo con aspecto de florero.

Los que me conocen, o por lo menos están convencidos de que me conocen, saben que al fin y al cabo sólo soy un mísero jiujitsuista emocional al que no hay que llevarle nunca la contraria. Por lo tanto estoy en condiciones de asegurar que la imagen es real, tan real como sus protagonistas. Tan real como los sueños repulsivos que tenéis cada uno de vosotros y que os impiden alcanzar el Satori; pero eso, eso es otra historia.